12 diciembre 2012

LA RESPIRACIÓN Y CIRCULACIÓN DEL CUERPO HUMANO

Esta semana, para trabajar la unidad de Conocimiento del Medio relacionada con el cuerpo humano, Arei ha preparado un par de experimentos, para que el alumnado pueda comprender el funcionamiento tanto de nuestro aparato respiratorio, como circulatorio.
 
Empezamos a trabajar la respiración. Para ello, en primer lugar, se repartió un globo a cada alumno y alumna, de modo que podíamos observar cómo la capacidad pulmonar varía de una persona a otra.
Una vez que todos habían hinchado su globo, podíamos comprobar que tenían distintos tamaños, lo cual indicaba la distinta capacidad pulmonar. El alumnado hizo la reflexión, y observamos el globo más grande y más pequeño de la clase.
 
 
 En segundo lugar, se repartió el material (una botella, una pajita, dos globos y cinta aislante) para que cada alumno pudiese realizar la maqueta del aparato respiratorio.
Primero, tenían que unir la pajita al globo con cinta islante tal y como se oberva en la fotografía.
Después, debían colocarlo dentro de la botella.
 
Y finalmente, colocar el otro globo debajo, para completar el aparato respiratorio.
 

La parte exterior de la pajita representa la nariz o la boca, por donde entra el aire. El resto de la pajita re presenta la faringe y la laringe, que se conecta con los pulmones representados por el globo. La botella representa la caja torácica y el globo que hace de membrana sería el diafragma. Durante la inspiración, el diafragma se contrae y se mueve hacia abajo, aumentando el volumen de la caja torácica. Al hacerlo, la presión del aire dentro de los pulmones disminuye respecto de la del aire por afuera del cuerpo, y el aire entra entonces por la boca o la nariz. Cuando el diafragma se relaja, el volumen de la cavidad torácica se reduce y la presión dentro de ésta (y de los pulmones) aumenta, lo que provoca la espiración. Lo que hicieron al tirar y soltar el globo fue precisamente eso, imitar el movimiento del diafragma al contraerse y relajarse.

 
 
Por otro lado, Arei también realizó un modelo, para ver cómo funcionan las cuatro cámaras del corazón. Les explicó las partes que componen el aparato circulatorio, y lo fuerte que tiene que ser el músculo del corazón para repetir la acción de bombeo, al menos, 60 veces por minuto. Utilizando los embudos, echó con cuidado el agua con colorante en la botella del lado rojo y el agua neutra en el lado azul. Después apretó las botellas de abajo.                                                                         Esta acción es semejante al bombeo del corazón. De este modo el alumnado observó lo rápidamente que sube la sangre por los tubos, lista para circular por todo el cuerpo.  
Desde aquí damos las gracias a Arei por su colaboración.                                                                       

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...